Mucho se ha escrito sobre las estrellas del espectáculo en Inter's campaña ganadora del Scudetto, así que aquí hay tres figuras poco apreciadas detrás del éxito.

Simone Inzaghi ha transformado a los nerazzurri en los últimos tres años, iniciando un ciclo ganador que ha visto muchos altibajos, incluidas múltiples victorias en la Coppa Italia y una derrota brutalmente cerrada en la final de la Liga de Campeones ante el Manchester City.

En la temporada 2023-24, el Inter de Inzaghi encontró su ritmo y aprovechó su derrota en Estambul para impulsarlo a la gloria en la Serie A. El club no tardó mucho en tomar una ventaja dominante en la carrera por el título y su impulso se mantuvo. a lo largo de la legislatura, lo que les permitirá conseguir su segunda estrella del Scudetto.

Jugadores como Lautaro Martínez, Marcus Thuram, Nicolo Barella y Hakan Calhanoglu han dominado los titulares como resultado del éxito de los nerazzurri esta temporada, por lo que aquí hay tres jugadores clave que merecen más reconocimiento.

Tres estrellas discretamente claves del Inter

Matteo Darmian

El lateral italiano de 34 años rara vez es el centro de atención en el nerazzurri equipo, pero su trabajo silencioso y consistente ha sido una parte vital de la maquinaria de esta campaña. Ha visto más de 2800 minutos de acción en sus primeros 39 partidos, siendo un lateral confiable que no teme el trabajo sucio.

Darmian es un jugador tácticamente flexible, capaz de jugar tanto como central como lateral, y brindó tranquilidad a Inzaghi y al Inter durante toda la temporada, desempeñando su papel en el éxito del Scudetto.

Yann Sommer

En las primeras etapas de la temporada, la consistencia del veterano suizo y sus fuertes habilidades para detener tiros le permitieron generar rápidamente una buena reputación, pero a medida que pasaron las semanas rápidamente comenzó a abandonar la conversación, a pesar de brillar regularmente entre los palos.

Si bien está claro que Sommer tenía una defensa brillante frente a él, aun así estuvo a la altura cuando fue necesario, manteniendo 23 porterías a cero y concediendo sólo 21 goles en sus primeros 39 partidos de la campaña.

Stefan de Vrij

Una vez un incondicional de la Inter defensiva, el holandés empezó a desaparecer un poco de la vista esta temporada, sin poder superar la marca de los 2000 minutos antes de que el club consiguiera su Scudetto. A pesar de ello, el jugador de 32 años trabajó duro para ser una figura útil para Inzaghi.

De Vrij no era el defensa central de primera elección para los nerazzurri, pero lo reemplazaba cuando era necesario, demostrando ser una opción consistentemente útil en el banquillo, lo que permitía a su entrenador rotar la línea de fondo con frecuencia para mantenerse en forma. Si bien no fue llamativo, jugadores como De Vrij son elementos importantes para los equipos que ganan títulos.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Las areas obligatorias están marcadas como requeridas *